reencuentro

esas cosas hechas hace un tiempo, que se perdieron en la memoria... vuelven.

uno se cree que las mató el tiempo y la ausencia
pero su tren vendió boleto de ida y vuelta.

estas cosas no están en un rincón, en un papel, en un cajón

¡están en alguna carpeta traspapelada en el disco duro!








escuchar a Serrat me reencuentra con calmas que creía perdidas...

5 opinaron:

Café (con tostadas) dijo...

me gustan mucho las fotos de tu blog!

La de "mañana de sol" me provoca una sensación extraña... quizás después logre describirla!

Y qué lindo encontrar en alguna carpeta perdida cosas que nos gustan y no recordábamos dónde estaban!

Y qué lindo ese tema del Nano!

Beso

Any dijo...

Y ahora es asi, para estar de acuerdo con los tiempos que corren ... . Antes te encontrabas con esas cosas en el fondo de un cajón o caídas detrás del ropero.
Me gustó la foto del espejito retrovisor, la vi y me trajo a la memoria la cancion "... amanece en la ruta no me importa donde estoy ..."
besos

Nanci dijo...

Suena raro que los recuerdos de algunos momentos, estén guardados en el disco duro de la compu, pero no deja un lugar al que voy muy seguido...
Lo sensación que mas me gusta es encontrar de casualidad algunos fotos que hace mucho que no veía... y no importa la urgencia de lo que estaba haciendo, me tomo un rato y las miro, como por primera vez.
Muy lindas fotos.

M. (Una Ramera) dijo...

absolutamente
yo últimamente estoy evitando la carpeta "fotos viejas" porque sé que voy a terminar mal

supongo que en algún momento enfrentaré esos recuerdos, o borraré la carpeta accidentalmente

Soledad dijo...

A todos....
Gracias por estar...
Café... adoro el Nano, dice lo que yo querría decir... pero muuuucho mejor!
Any...si, la tecnología se adueñó de nuestros recuerdos!!
Nanci... además, lo llamativo es cómo recordamos una foto entre 300!!
¿qué será lo que la hace especial? el día que saqué mañana de sol... saque por lo menos 100 y siempre me quedo con esa.
M.. yo tengo una carpeta de fotos viejas... que no quiero mirar... hace tan presentes las ausencias ¡que no se aguanta! y a veces... no se puede borrar